Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility Invirtiendo en el bienestar del mundo - Inversor Profesional - ES - BNY Mellon
es
es
intermediary
intermediary
false
true

INVERSIÓN RESPONSABLE

Invirtiendo en el
bienestar del mundo

AMPLIAR INFORMACIÓN
NUESTRA VISIÓN
La principal pregunta en torno a la inversión responsable ha dejado de ser «¿por qué?», y ha pasado a ser «¿por qué no?»

Hanneke Smits

Global Head of BNY Investments

 

Hanneke Smits nombrada
Global Chair del “30% Club”

 

 

 

 

Nuestros clientes confían en nosotros como guardianes de sus activos


Crear prosperidad para nuestros clientes y respaldar al mismo tiempo a las empresas que en nuestra opinión ofrecen un futuro sostenible es un doble objetivo compartido en todo BNY Mellon Investment Management. Empleando factores ESG junto a los datos financieros convencionales, nuestras gestoras especializadas analizan múltiples perspectivas para identificar aquellas oportunidades que a su juicio pueden proporcionar valor a largo plazo.

 

Como una de las mayores gestoras de activos a nivel mundial, somos una parte importante del sistema financiero. Nos proponemos responder a los retos globales más apremiantes (tanto sociales como financieros) y estamos comprometidos con el bienestar del mundo. Para ello dialogamos con empresas a fin de crear una gestión de riesgos más efectiva, una asignación de capital más responsable y prácticas de negocio más sostenibles, en busca de mayores beneficios para nuestras sociedades, economías y el medioambiente.

 

Porque creemos en ser responsables, y en invertir como es debido.

 

 

 

 

 

 

NUESTRAS CREDENCIALES

Estamos listos

 

Nuestra trayectoria de inversión responsable comenzó hace más de 40 años. Nuestras gestoras son líderes del sector. Llevan décadas abordando las eventuales repercusiones de la diversidad, el medioambiente y las prácticas laborales en la rentabilidad y la longevidad de las empresas en las que invierten. Pese a nuestra abundante experiencia en esta área, reconocemos que la inversión responsable todavía se encuentra en su infancia, y que es una tendencia incipiente que se propaga en nuestro sector. He aquí por qué estamos preparados para ella.

 

 

 

 

NUESTRAS GESTORAS

 

Nuestras gestoras especializadas tienen sus propios procesos y cultura de inversión, pero comparten una creencia fundamental: que invertir de forma responsable en nombre de nuestros clientes nos ayudará a crear el mundo y el futuro que todos deseamos.

 

 

 

 

El valor de las inversiones puede caer y los inversores podrían no recuperar la suma invertida. La renta generada por las inversiones puede variar y no está garantizada.

 

 

 

INVERSIÓN RESPONSABLE, FONDOS Y ESTRATEGIAS.

Fondos sostenibles de Newton

Las estrategias sostenibles de Newton tratan de invertir en bonos soberanos sostenibles y en empresas atractivas con prácticas de negocio que los gestores consideran sostenibles y sin problemas ESG significativos e irresolubles.

Ampliar información

Los fondos Responsible Horizons de Insight

Muchos inversores tratan de ejercer un impacto medioambiental o social positivo invirtiendo en empresas sostenibles que resistirán el paso del tiempo. Las estrategias Responsible Horizons de Insight intentan reflejar temas a largo plazo como el cambio climático y la desigualdad social. Aprovechan el análisis suplementado por la herramienta Prime de Insight, que pone énfasis en las empresas con mejor desempeño ESG y evita a las peores en este ámbito.

Ampliar información

Explotando las oportunidades de alfa estructural de los ángeles caídos

 

La estrategia Fallen Angels Beta Plus se propone generar alfa con un nivel de riesgo comparable al de su índice de referencia capturando anomalías de precio estructurales en emisiones clasificadas como ángeles caídos. La estrategia aplica un enfoque de inversión diseñado para acceder a los ángeles caídos con un coste mínimo y sobreponderar emisiones atractivas, evitando aquellas con perfiles de riesgo/rentabilidad desfavorables o con problemas ESG significativos.

 

 

 

 

¿Qué es ESG? Es una herramienta, no una estrategia de inversión específica.

 

 

Ejemplos de factores clave ESG (medioambientales, sociales y de gobernanza)

 

 

 

  • Medioambiental

    El uso eficiente de los recursos naturales por parte de una empresa, la mitigación de los riesgos climáticos y el aprovechamiento de soluciones energéticas innovadoras.

    Temas clave:

    Cambio climático
    Contaminación
    Economía circular
    Eficiencia de recursos
    Uso de la energía
    Biodiversidad

  • Social

    La gestión eficaz de las relaciones de una empresa con las principales partes interesadas, como empleados, proveedores, clientes y comunidades.

    Temas clave:

    Derechos humanos
    Conflictos
    Salud y seguridad
    Capital humano
    Inversión inclusiva
    Cadena de suministro
    Fiscalidad
    Ciberseguridad

  • Gobernanza

    La supervisión justa y equitativa de una empresa o las prácticas de gestión y liderazgo, incluyendo la ética, el gobierno corporativo y los derechos de los accionistas.

    Temas clave:

    Independencia y diversidad del consejo de administración
    Remuneración de los ejecutivos
    Prácticas contables
    Ética empresarial
    Divulgación de información
    Gestión del capital

 

 

 

Artículos

 

 

 

No data was found
VER MÁS ARTÍCULOS

 

 

Su glosario de inversión responsable
 

A medida que la Inversión Responsable (IR) evoluciona, también lo hacen las definiciones. En la actualidad, la terminología de la inversión responsable no está normalizada en el sector y muchos términos se utilizan indistintamente. Para definir claramente cómo pensamos en IR en BNY Mellon Investment Management, hemos proporcionado las siguientes definiciones:
 

Mejor en su categoría / Selección positiva: Un enfoque basado en reglas para inclinar preferentemente una cartera hacia la inversión en sectores, empresas o proyectos seleccionados por sus características positivas, o las mejores en su categoría, en materia de ESG en relación con sus pares del sector.
 

ESG de Empressa: El ESG de Empresa describe “quiénes somos”: es un enfoque que impulsa la cultura en BNY Mellon, informa nuestras prácticas empresariales responsables e inspira a nuestra ciudadanía global. Al aplicar prácticas responsables y sostenibles en la forma en que gestionamos la empresa y nos comportamos, contribuimos a un crecimiento económico sostenible que ayuda a proteger los mercados sanos, mejora nuestra propia resiliencia y longevidad empresarial, y tiene como objetivo ofrecer un impacto positivo para las principales partes interesadas.
Note: Anteriormente se denominaba RSC (Responsabilidad Social Corporativa).

Integración ESG: La incorporación sistemática y explícita de los factores Medioambientales, Sociales y de Gobernanza en el análisis financiero y las decisiones de inversión para gestionar mejor los riesgos y mejorar la rentabilidad. La integración ESG es una parte del proceso de inversión, las decisiones de inversión no pueden basarse únicamente en estas consideraciones. Las empresas de BNY Mellon IM podrían llegar a la conclusión de que otras consideraciones tienen más peso que los factores ESG a la hora de tomar decisiones de inversión. Las empresas no están obligadas a aplicar “líneas rojas”, tasas límite o índices de referencia para entrar en esta categoría.
 

Selección excluyente / negativa: Un enfoque basado en reglas para eliminar las inversiones del universo invertible sobre la base de un conjunto determinado de valores. Podría implicar la exclusión de determinados sectores, empresas, países u otros emisores en función de actividades consideradas no invertibles, como por ejemplo armas, tabaco, ensayos con animales, violación de los derechos humanos o controversias. Los criterios de exclusión (basados en normas y valores) pueden referirse, por ejemplo, a categorías de productos (por ejemplo, armas, tabaco), prácticas empresariales (por ejemplo, ensayos con animales, violación de los derechos humanos, corrupción) o controversias.
 

Inversión de impacto12: La práctica de invertir con el doble objetivo de generar un impacto social o medioambiental positivo, medible y previsto, junto con el potencial de generar un rendimiento financiero.
 

Filantropía: La filantropía consiste en hacer donaciones benéficas a una causa digna a gran escala. La filantropía puede incluir la donación de dinero a una causa digna o el ofrecimiento de tiempo, trabajo u otras formas de altruismo. La inversión filantrópica es la práctica de invertir sin ánimo de lucro, con el deseo altruista de ayudar a los demás o a la sociedad en su conjunto.
 

Biodiversidad: La variedad de vida vegetal y animal en el mundo o en un hábitat concreto, cuyo nivel elevado suele considerarse importante y deseable. La biodiversidad es una medida de la variación a nivel genético, de especies y de ecosistemas.
 

Crédito de carbono: Término genérico para un permiso negociable que permite al portador emitir una cantidad específica de CO2 u otro gas de efecto invernadero (GEI), emitido como parte de un régimen de comercio de emisiones.

 

Equivalente de dióxido de carbono (CO2E): Unidad que expresa el impacto de un gas de efecto invernadero (GEI), reflejado como la cantidad de CO2 con un impacto equivalente en el calentamiento global. La cantidad de CO2 se expresa comúnmente en toneladas, también conocidas como toneladas métricas, que equivalen a 1.000 kg cada una. Por ejemplo, según la Oficina Nacional de Estadística, las emisiones territoriales netas de GEI del Reino Unido en 2021 se estimaron en 424,5 millones de toneladas de CO2e, es decir, 424,5 millones de tCO2e.

 

Emisiones de carbono: Este término puede utilizarse para referirse a las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), a las emisiones de CO2 o a las emisiones de dióxido de carbono equivalente (CO2e).

 

Huella de carbono: Las emisiones de carbono asociadas a las actividades de una persona, empresa u otra entidad. También es una medida de la intensidad de carbono de una entidad, que expresa la concentración de emisiones de carbono para una unidad determinada que suele ser por dólar de valor de la empresa (o por dólar de deuda neta para los soberanos).

 

Intensidad de carbono: La intensidad de carbono mide la cantidad de dióxido de carbono que genera una entidad, en relación con una unidad determinada (como por ejemplo, por cada dólar de ingresos). Las medidas de intensidad de carbono incluyen la huella de carbono y la intensidad media ponderada de carbono (WACI).

 

Neutralidad de carbono: Para que un proyecto o entidad sea neutro en carbono, todo el CO2 liberado a la atmósfera se compensa con una cantidad equivalente eliminada. Esto puede lograrse mediante la financiación o el apoyo a los esfuerzos para eliminar el CO2 de la atmósfera, como el desarrollo de proyectos de energía renovable o la plantación de árboles, o mediante el uso de créditos de carbono o sistemas de comercio de carbono. Por lo tanto, una entidad puede ser “neutra en carbono” sin reducir sus emisiones.

 

Economía circular: La economía circular se refiere a un enfoque que busca eliminar los residuos, hacer circular los productos y materiales, y regenerar la naturaleza. El uso de energías y materiales renovables y la reducción del consumo de recursos finitos desempeñan un papel fundamental. El término suele utilizarse en contraste con la “economía lineal”, que se refiere al proceso por el que se extraen los recursos, se fabrican los productos y se desechan los residuos.

 

Cambio climático: Los cambios a largo plazo en las temperaturas y los patrones climáticos, principalmente desde el siglo XIX, impulsados por las actividades humanas, como la quema de combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y el gas. El calentamiento del planeta provocado por los gases de efecto invernadero es uno de los retos más graves a los que se enfrenta la humanidad y los esfuerzos para frenar el calentamiento global son el centro de muchas iniciativas de Inversión Responsable.

 

Riesgos climáticos: Los riesgos que pueden afectar a los resultados financieros de una inversión pueden clasificarse a grandes rasgos en dos categorías: riesgos físicos y riesgos de transición. Los riesgos físicos pueden tener repercusiones financieras para las organizaciones, como daños directos en los activos e impactos indirectos de la interrupción de la cadena de suministro. Por otra parte, la transición a una economía con menos emisiones de carbono puede implicar amplios cambios políticos, jurídicos, tecnológicos y de mercado para abordar los requisitos de mitigación y adaptación relacionados con el cambio climático.

 

Bonos de impacto / Uso de los fondos: Un bono en el que el emisor especifica que el capital (fondos) que recibe de los inversores se utilizará para financiar actividades que tengan un impacto medioambiental y/o social positivo. Se conocen comúnmente como bonos de “uso de los fondos”. Los tipos más comunes incluyen los bonos verdes, los bonos sociales y los bonos de sostenibilidad.

 

Emisiones de gases de efecto invernadero(GHG): La Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático, en el marco del Protocolo de Kioto, ha identificado siete gases como especialmente preocupantes en relación al cambio climático: el dióxido de carbono, el metano, el óxido nitroso, los hidrofluorocarburos, los perfluorocarburos, el hexafluoruro de azufre y el trifluoruro de nitrógeno. Las emisiones de estos gases suelen convertirse en unidades equivalentes de dióxido de carbono (CO2e) a efectos informativos.

 

Capital natural: Se trata de elementos de la naturaleza que tienen valor para la sociedad, como los bosques, la pesca, los ríos, la biodiversidad, la tierra y los minerales.

El capital natural incluye tanto los aspectos vivos como los no vivos de los ecosistemas. Esto incluye las áreas que implican una interacción con dichos recursos y que pueden tener un valor de mercado (minerales, madera, agua dulce) o un valor no de mercado (como el ocio al aire libre y la belleza del paisaje). Véase la biodiversidad, un subconjunto de esto.

 

Cero emisiones: Se refiere al objetivo de garantizar que las emisiones totales de gases de efecto invernadero (GEI) producidas y emitidas a la atmósfera sean iguales o inferiores a las emisiones eliminadas de la atmósfera a escala global. Esto puede lograrse mediante una combinación de reducción y eliminación de emisiones.

 

Acuerdo de parís: El Acuerdo de París es un tratado internacional sobre el cambio climático, adoptado por 196 partes en la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático celebrada en diciembre de 2015 en París. Su objetivo es limitar el calentamiento

global a mucho menos de 2ºC, preferiblemente a 1,5ºC, en comparación con los niveles preindustriales. Para lograr este objetivo de temperatura a largo plazo, los países pretenden alcanzar el máximo mundial de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) lo antes posible.


Inversión responsable (IR): 
En BNY Mellon IM, IR es el término genérico que debemos utilizar para describir toda nuestra gama de estilos de inversión responsable. Nuestro enfoque de Inversión Responsable varía según la empresa de inversión, pero en general está pensado y diseñado para invertir en un futuro mejor y para obtener mejores rendimientos para todos. Definimos la IR como la posibilidad de un cambio positivo a través de la inversión, independientemente del enfoque adoptado.

 

La IR abarca diferentes estilos de inversión que incluyen la integración de ESG; la selección excluyente; la selección de los mejores en su categoría; la inversión sostenible; la inversión de impacto y la filantropía.

 

La administración de los activos de los clientes es un componente clave de la IR, así como la evaluación del perfil medioambiental, social y de gobernanza de las carteras de los clientes (informes de IR).


Informes de IR: 
la evaluación del perfil medioambiental, social y de gobernanza de las carteras de los clientes.
 

Selección: Un enfoque basado en reglas para incorporar los valores del cliente a un universo de inversión. La selección puede ser negativa / excluyente o positiva / la mejor de su categoría (véanse las definiciones por separado).


Administración:
 La asignación, gestión y supervisión responsable del capital para crear valor a largo plazo para los clientes y beneficiarios, lo que también proporciona beneficios sostenibles para la economía, el medioambiente y la sociedad. Una buena gestión implica un diálogo o una interacción estructurada y decidida con las empresas y los emisores, así como una votación meditada respecto a las acciones (cuando proceda) en nombre de los inversores, con el fin de proteger y aumentar el valor de las participaciones de un producto de inversión y alcanzar sus objetivos. Las actividades de gestión incluyen, entre otras cosas, el compromiso con los emisores; la votación en las juntas de accionistas; la presentación de resoluciones / propuestas de los accionistas; el desempeño de funciones directas en los consejos de administración y comités de los consejos de administración de las empresas en las que se invierte; la negociación y el seguimiento de las acciones de gestión de los proveedores en la cadena de inversión; el compromiso con los responsables políticos; el compromiso con los organismos normativos; las contribuciones a los bienes públicos (como la investigación) y el discurso público (como los medios de comunicación) que apoyan la gestión.
 

Inversión sostenible: La inversión sostenible tiene el objetivo de generar un rendimiento financiero superior mediante la inversión en empresas que gestionan resultados a largo plazo para la sociedad y/o el medioambiente. Abarca la responsabilidad de las partes interesadas, así como el potencial de alcanzar el “resultado triple”: personas, planeta y prosperidad.
 

Inversión temática: La inversión temática trata de identificar las áreas de mayor cambio estructural en el mundo e impulsar el capital en consecuencia, con el fin de orientar las inversiones hacia áreas con una dinámica de crecimiento superior a largo plazo. La inversión temática permite a los inversores abordar cuestiones medioambientales y sociales clave al invertir en temas específicos, como el clima, la sanidad y la agricultura sostenible (véase también la inversión sostenible).
 

Emisiones de Alcance 1, Alcance 2, Alcance 3: Las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) suelen dividirse en tres categorías. Las emisiones de alcance 1 son las emisiones directas procedentes de fuentes que posee o controla una entidad. Las emisiones de alcance 2 son emisiones indirectas, generadas por la energía comprada. Las emisiones de alcance 3 son emisiones indirectas, no incluidas en las emisiones de alcance 2, que se producen en la cadena de valor de la entidad. Estas incluyen tanto las emisiones “ascendentes” como las “descendentes”.

 

Activos bloqueados: Los activos bloqueados son activos que han sido objeto de devaluaciones imprevistas o prematuras, amortizaciones o conversión a pasivos. El cambio climático y la respuesta medioambiental al mismo han dejado notablemente algunos activos de combustibles fósiles potencialmente “bloqueados” en los últimos años, y esta tendencia podría acelerarse con el tiempo.
 

Objetivos de desarrollo sostenible: Los ODS son un conjunto de objetivos universales e interrelacionados adoptados por 150 estados miembros de la ONU en 2015 y que se pretenden alcanzar en 2030. Los ODS son un llamamiento universal a la acción para acabar con la pobreza, proteger el planeta y garantizar que para 2030 todas las personas disfruten de paz y prosperidad. Abarcan una serie de 17 objetivos relacionados con diversos ámbitos del desarrollo sostenible. Más información en: https://www.undp.org/sustainable-development-goals.

Los objetivos son:

  • Fin de la Pobreza
  • Hambre Cero
  • Buena Salud y Bienestar
  • Educación de Calidad
  • Igualdad de Género
  • Agua Limpia y Saneamiento
  • Energía Asequible y No Contaminante
  • Trabajo Decente y Crecimiento Económico
  • Industria, Innovación e Infraestructura
  • Reducción de las Desigualdades
  • Ciudades y Comunidades Sostenibles
  • Producción y Consumo Responsables
  • Acción por el Clima
  • Vida Submarina
  • Vida de Ecosistemas Terrestres
  • Paz, Justicia e Instituciones Sólidas
  • Alianzas para Lograr los Objetivos


Requisitos de divulgación sobre sostenibilidad (SDR): Según el marco de SDR del Reino Unido, anunciado en octubre de 2021, los emisores cotizados, los gestores de activos y los propietarios de activos deberán informar sobre sus riesgos, oportunidades e impactos en materia de sostenibilidad.

 

Reglamento sobre la divulgación de las finanzas sostenibles (SFDR): Reglamento de la UE que impone requisitos de transparencia y divulgación a los agentes de los mercados financieros y a los asesores financieros de la UE. Impone una mayor transparencia en la información relacionada con la sostenibilidad a nivel de empresa y de producto. Distingue entre: distinguishes between:

  • Productos cuyo objetivo es la sostenibilidad (artículo 9);
  • Productos que fomentan las características medioambientales o sociales (artículo 8); y
  • Productos que no entran en ninguna de las dos categorías anteriores (artículo 6)

 

Grupo de trabajo sobre las divulgaciones financieras relacionadas con el clima (TCFD): El Consejo de Estabilidad Financiera estableció el TCFD para desarrollar recomendaciones para una divulgación más efectiva relacionada con el clima que pudiera promover decisiones más informadas de inversión, crédito y suscripción de seguros. Esto, a su vez, puede permitir a las partes interesadas comprender mejor las concentraciones de activos relacionados con el carbono en el sector financiero y la exposición del sistema financiero a los riesgos relacionados con el clima.

 

Grupo de trabajo sobre las divulgaciones financieras relacionadas con la naturaleza (TNFD): El TNFD pretende desarrollar y ofrecer un marco de gestión y divulgación de riesgos para que las organizaciones informen y actúen sobre la evolución de los riesgos relacionados con la naturaleza, con el objetivo final de apoyar un cambio en los flujos financieros globales, alejándose de los resultados negativos para la naturaleza y acercándose a los positivos.

 

Taxonomía: La “Taxonomía”, o más exactamente la Taxonomía de la UE, es un término utilizado para describir el sistema de clasificación ideado por la UE para establecer una lista de actividades económicas medioambientalmente sostenibles. Está diseñada para proporcionar a las empresas, los inversores y los responsables políticos definiciones adecuadas sobre las actividades económicas que pueden considerarse medioambientalmente sostenibles. Su objetivo es ayudar a las empresas a ser más respetuosas con el clima, mitigar la fragmentación del mercado y ayudar a desplazar las inversiones allí donde más se necesitan. El Reglamento sobre la taxonomía entró en vigor el 12 de julio de 2020. Sus seis objetivos medioambientales son los siguientes:

  • Mitigación del cambio climático
  • Adaptación al cambio climático
  • Uso sostenible y protección de los recursos hídricos y marinos
  • La transición a la economía circular
  • Prevención y control de la contaminación
  • La protección y restauración de la biodiversidad y los ecosistemas


Resultado triple: El resultado triple es un marco de sostenibilidad que mide el éxito de una empresa en tres áreas clave: beneficios, personas y planeta.
 

Pacto Mundial de las Naciones Unidas (PMNU): El PMNU apoya a las empresas que alinean sus estrategias y operaciones con 10 principios, que abarcan los derechos humanos, el trabajo, el medio ambiente y la lucha contra la corrupción. También apoya a los que adoptan medidas estratégicas para promover objetivos sociales más amplios, como los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, haciendo hincapié en la colaboración y la innovación.

 

 

 

Póngase en contacto con nosotros

 

 

Por favor, refiérase al prospectus y al Documento fundamental para el inversor (DFI o KIID) antes de realizar cualquier inversión. Los documentos están disponibles en inglés y el idioma oficial de la jurisdicción en la cual el fondo está registrado para su venta. Por favor, Visite el area de fondos.

 

 

 

Este material es una comunicación de marketing.