El Camino hacia la Inversión Inclusiva

Nuestro informe de investigación global
revela por qué la  inversión de las mujeres importa.

El Camino hacia la Inversión Inclusiva

Por qué es importante que las mujeres inviertan

Nos propusimos explorar algunos de los principales factores que impulsan la persistente brecha de género en la inversión desde la perspectiva de quienes invierten actualmente, de quienes no lo hacen y del propio sector de la inversión.
que gestionan alrededor de 60 billones de dólares en activos2
Hemos consultado con 8.000 mujeres y hombres
y con 100 empresas de gestión de activos
across 16 markets
managing $60 trillion in assets
Hemos consultado con 8,000 mujeres y hombres
y con 100 empresas de gestión de activos
que gestionan alrededor de 60 billones de dólares en aactivos 2
Este informe explora la inversión inclusiva y las ventajas de que inviertan mujeres. A pesar de que este tema está en el punto de mira desde hace décadas, las mujeres siguen siendo menos propensas a invertir, lo que agrava cualquier desventaja financiera y limita la influencia colectiva de las mujeres en el comportamiento de las empresas y en el mundo.
Este informe explora la inversión inclusiva y las ventajas de que inviertan mujeres. A pesar de que este tema está en el punto de mira desde hace décadas, las mujeres siguen siendo menos propensas a invertir, lo que agrava cualquier desventaja financiera y limita la influencia colectiva de las mujeres en el comportamiento de las empresas y en el mundo.

Si las mujeres invirtieran al mismo ritmo que los hombres, habría:

0 billones
0 billones
de dólares en activos bajo gestión por parte de personas físicas en la actualidad
de dólares adicionales en capital para Inversión Responsable
Inversión Responsable animation

Descubrimos que si las mujeres invirtieran al mismo ritmo que los hombres, habría al menos 3,22 billones3 de dólares más de activos bajo gestión por parte de personas físicas en la actualidad. Y lo que es más importante, nuestra investigación también revela que las mujeres son más propensas a realizar inversiones que tengan un impacto social y medioambiental positivo, lo que significa que habría 1,87 billones4 de dólares adicionales en Inversión Responsable si las mujeres invirtieran al mismo ritmo que los hombres.

El valor de las inversiones puede caer. Es posible que los inversores no recuperen la cantidad invertida.

Hay tres obstáculos principales que impiden una mayor participación de las mujeres en la inversión:

1.
La Crisis de Participación

A nivel mundial, solo el 28% de las mujeres se sienten seguras de invertir parte de su dinero.

2.
El Obstáculo
de los Ingresos

De media, las mujeres creen que necesitan 4.092 dólares de ingresos disponibles al mes, o 50.000 dólares al año, antes de empezar a invertir una parte de su dinero.

3.
El Mito de la Inversión de Riesgo Alto

Brief-5
Casi la mitad de las mujeres (45%) afirma que invertir dinero en bolsa directamente o en un fondo es demasiado arriesgado para ellas. Solo el 9% de las mujeres afirma tener un nivel de tolerancia al riesgo alto o muy alto a la hora de invertir; el 49% tiene una tolerancia al riesgo moderada; y el 42%, baja.
Las mujeres tienden a sentirse menos seguras a la hora de invertir que en el ahorro, la propiedad o las pensiones. En nuestro informe exploramos las razones por las que no invierten más mujeres y cómo el sector de la inversión puede evolucionar para apoyar una inversión más inclusiva.
Queremos defender el potencial de la inversión (y el potencial de la inversión femenina) para demostrar que la inclusión y la diversidad son importantes, y que ahora es el momento de actuar.
Hanneke Smits CEO
BNY Mellon Investment Management

Para entender por qué las mujeres no invierten al mismo ritmo que los hombres, y para explorar qué podemos hacer en el sector para aumentar los niveles de participación femenina, entrevistamos a 8.000 hombres y mujeres de todo el mundo.

Nuestro estudio revela que el sector de la inversión debe abordar tres obstáculos clave a la inversión para animar a más mujeres a invertir:

28 %
10 %

El sector de la inversión no consigue llegar a las mujeres, atraerlas y hacer que participen en la misma medida que los hombres. En todo el mundo, solo 1 de cada 10 mujeres considera que entiende perfectamente la inversión, y menos de un tercio de las mujeres (28%) se sienten seguras de invertir parte de su dinero.

Dado que tan pocas mujeres se sienten cómodas invirtiendo su dinero, se evidencia la necesidad urgente de mejorar la comunicación y la participación. En los aspectos clave de la toma de decisiones financieras, la inversión es el área en la que menos mujeres se sienten seguras, en comparación con la toma de decisiones sobre el ahorro, la propiedad y las pensiones.

El Mapa de la Confianza de las Mujeres en la Inversión

Mapa
Análisis
24% Canadá
41% EE. UU.
46% Brasil
25% Países Nórdicos
25% Alemania
27% Reino Unido
47% India
32% China
26% Hongkong
15% Japón
27% Australia
22% Singapur
20% Francia
23% España
18% Suiza
18% Italia
Desliza para explorar

Para resolver esta crisis, tenemos que llevar las conversaciones a las mujeres, y no esperar que ellas vengan a nosotros. Tenemos que participar, tenemos que ser relevantes y tenemos que ser accesibles.

Holly Mackay
Experta británica en finanzas, fundadora y directora de Boring Money

La confianza aumenta entre las mujeres de los mercados jóvenes y emergentes

La falta de participación no es uniforme en todo el mundo, sino que varía significativamente según el país. Solo el 15% de las mujeres de Japón, por ejemplo, se sienten seguras de invertir parte de su dinero, en comparación con el triple (47%) en la India y en Brasil (46%).

Esta disparidad en los niveles de confianza puede deberse en parte a la demografía de estos mercados. La India y Brasil tienen poblaciones relativamente jóvenes, y nuestros datos sugieren que las mujeres más jóvenes participan más en la inversión: el 60% de las mujeres de entre 18 y 30 años, por ejemplo, están abiertas a invertir o han invertido en el pasado, frente al 45% de las mujeres de más de 50 años.

Además, los diferentes niveles de debate y formación también pueden influir. En la India (donde los niveles de confianza son más altos) nuestros datos muestran que hay más conversaciones sobre la inversión. La mitad de las mujeres indias del estudio, por ejemplo, dicen que sus padres las educaron en materia de inversión, en comparación con una media de solo el 32% de las mujeres en todos los mercados y solo el 12% en Japón, donde los niveles de confianza en la inversión son más bajos.

En algunos países, la inversión está arraigada en la cultura y se comenta abiertamente con los amigos y la familia, lo que conduce a mayores niveles de comodidad y confianza en la inversión. Países como la India tienen niveles comparativamente más altos de participación en la inversión entre las mujeres, ya que la inversión puede ser vista como una forma de asegurar el futuro de su familia.

Farmida Bi
Farmida Bi, directora europea de finanzas islámicas y presidenta para EMEA en Norton Rose Fulbright

De media y a nivel mundial, las mujeres creen que necesitan 4.092 dólares de ingresos disponibles cada mes, casi 50.000 dólares al año, antes de plantearse invertir una parte de esos ingresos. En EE. UU., por ejemplo, las mujeres creen que necesitan una media de 6.000 dólares de ingresos disponibles al mes, algo más de 72.000 dólares al año, antes de empezar a invertir.

Es evidente que esto no es realista, sobre todo si se tiene en cuenta que más de una cuarta parte de las mujeres (27%) describen su salud financiera como mala o muy mala. Para el sector de la inversión, debería ser clave superar esta idea errónea y explicar que solo se necesita una pequeña cantidad de dinero para empezar a invertir.

En el Reino Unido, el límite de aportación anual libre de impuestos para las cuentas de ahorro individual (ISA), que pueden invertirse en acciones y participaciones, es de £20.0005 [$27.550]6. Pero en lugar de entenderlo como un límite, muchos parecían tener la impresión de que se trataba de una cantidad mínima u objetivo.

Gemma Godfrey
Directora no ejecutiva
y emprendedora

Cantidad media de ingresos mensuales disponibles que las mujeres creen que se necesitan para empezar a invertir

Mensual
Anual

Superar el obstáculo de los ingresos

A pesar de la creencia generalizada de que es necesario disponer de grandes cantidades de dinero para empezar a invertir, incluso un pequeño hábito de inversión consistente en apartar unos cuantos dólares cada mes puede resultar realmente rentable con el tiempo. Por ejemplo, si comenzó hace 10 años invirtiendo 30 dólares al mes en el índice S&P 500, su cartera podría valer hoy más de 8.000 dólares, de los cuales menos de la mitad sería dinero que usted aportó7.
9 %
Aunque la inversión ofrece un rendimiento potencial, y podría proteger el capital de los efectos erosivos de la inflación, el capital está en riesgo. Sin embargo, las percepciones erróneas sobre el nivel de este riesgo están disuadiendo a las mujeres de invertir. El sector debe trabajar para comunicar mejor los riesgos y las recompensas de las inversiones, en el contexto de las oportunidades potenciales perdidas por no invertir, para incorporar a las mujeres a un diálogo sobre inversiones que sea justo y preciso. Por ejemplo, el 45% de las mujeres dicen que invertir dinero en la bolsa, directamente o a través de un fondo, es demasiado arriesgado para ellas. Solo el 9% de las mujeres afirma tener un nivel de tolerancia al riesgo alto o muy alto a la hora de invertir. Casi la mitad de las mujeres (49%) tiene una tolerancia al riesgo moderada, y el 42%, baja.

Invertir implica un riesgo, por supuesto, pero la percepción de que invertir siempre tiene que ser increíblemente arriesgado no es correcta. Y dejar el dinero en una cuenta de ahorro tampoco está totalmente exento de riesgos. En una época de tipos de interés bajos, el dinero que está en una cuenta de ahorro está perdiendo poder adquisitivo* a largo plazo, ya que va por detrás de la inflación

Iona Bain
Experta británica en finanzas, periodista, podcaster y autora de Own It! Cómo nuestra generación puede invertir en un futuro mejor.
El poder adquisitivo es la cantidad de bienes o servicios que puede comprar un dólar u otra unidad monetaria. La inflación significa que el poder adquisitivo se reduce, por lo que se pueden comprar menos productos con la misma cantidad de dinero. Por ejemplo, con 5 dólares se podían comprar 10 tazas de café hace 20 años, pero hoy solo se pueden comprar dos.

¿Qué podría entonces animar a más mujeres a invertir? Nuestro estudio muestra que las mujeres de todo el mundo están motivadas por el impacto que podrían tener sus inversiones. Por ejemplo, más de la mitad de las mujeres (55%), invertiría (o invertiría más) si el impacto de su inversión se alinease con sus valores personales, y el 53% invertiría (o invertiría más) si el fondo de inversión tuviese un objetivo o propósito positivo claro. Dos tercios de las mujeres que invierten actualmente (66%) tratan de invertir en empresas que les gustan y que apoyan sus valores personales.

Este impulso para alinear las inversiones con los valores parece ser más fuerte entre quienes tienen hijos: tres cuartas partes de los padres y madres que invierten actualmente dicen que prefieren invertir en empresas que apoyan sus valores personales, en comparación con el 59% de los adultos que no tienen hijos.

Naturalmente, las mujeres quieren ver el rendimiento de sus inversiones, pero también quieren ver el impacto de su dinero. Invertir para el futuro, ya sea para su propia seguridad financiera o para el futuro del planeta, va de la mano del empoderamiento femenino.

Holly Mackay
Experta británica en finanzas, fundadora y directora de Boring Money
66 %

Invertir para lograr un impacto positivo más allá del rendimiento

La Inversión Responsable (IR) significa invertir en un futuro mejor: más sostenible, diverso y equitativo. La IR abarca un espectro de estilos de inversión, incluyendo la selección excluyente, la integración ESG, la inversión sostenible y la inversión de impacto. La integración ESG es la incorporación sistemática y explícita de los factores ESG en el análisis financiero y las decisiones de inversión para gestionar mejor los riesgos y mejorar la rentabilidad. La inversión de impacto va un paso más allá de la inversión ESG. Es la práctica de invertir con el doble objetivo de generar un impacto social o medioambiental positivo, medible y previsto, además de un rendimiento financiero.

Medir el impacto de las inversiones puede ser difícil, y no hay una única manera de hacerlo. Aunque hay muchos enfoques y marcos diferentes de la inversión responsable, que van desde la simple exclusión de las inversiones que son perjudiciales hasta la selección activa de las inversiones por el bien específico que hacen.

El interés por la inversión sostenible ha crecido rápidamente en los últimos años. Según la Global Impact Investing Network (GIIN), este mercado concreto ya supera los 700.000 millones de dólares.

El mapa del impacto de las inversiones

Los países con mayor proporción de mujeres que desean que sus inversiones tengan un impacto positivo
Impacto climático
impacto social
45% Canadá
49% EE. UU.
32% Brasil
36% Países Nórdicos
31% Alemania
45% Reino Unido
59% India
40% China
39% Hong Kong
28% Japón
44% Australia
34% Singapur
36% Francia
32% España
41% Suiza
31% Italia
Desliza para explorar
46% Canadá
50% EE. UU.
32% Brasil
36% Países Nórdicos
32% Alemania
43% Reino Unido
66% India
35% China
38% Hong Kong
34% Japón
51% Australia
33% Singapur
32% Francia
28% España
33% Suiza
26% Italia
Swipe to explore

Las mujeres más jóvenes se esfuerzan por combinar el propósito con el beneficio

Cuando se trata de combinar el propósito con el beneficio, las mujeres más jóvenes están liderando el camino. De las mujeres que invierten actualmente, el 71% de las menores de 30 años y el 70% de las mujeres de 30 a 40 años prefieren invertir en empresas que apoyen sus valores personales, frente al 53% de las mayores de 50 años. Casi 7 de cada 10 mujeres menores de 30 años que invierten actualmente (69%) y el 61% de las que tienen entre 30 y 40 años dicen que seleccionan sus inversiones actuales por su impacto en cuestiones sociales o medioambientales, frente a solo el 35% de las mujeres mayores de 50 años.

Las mujeres jóvenes están viendo su dinero como una poderosa fuerza para hacer el bien. Hay pruebas de que los inversores jóvenes están adquiriendo más confianza en el mercado de valores, se están familiarizando con la jerga y comprenden cómo su dinero puede crecer y, al mismo tiempo, tener un impacto positivo en el mundo que les rodea.

Iona Bain
Experta británica en finanzas, periodista, podcaster y autora de Own It! Cómo nuestra generación puede invertir en un futuro mejor.

El perfil de los inversores está cambiando, y con ello hay un cambio de enfoque y de valores. Nuestros datos muestran que los hombres de mayor edad, que tradicionalmente son los inversores “típicos” a los que se dirige el sector de la inversión, están menos centrados en invertir para tener un impacto positivo y alinear sus inversiones con sus valores. Mientras que el 69% de las mujeres jóvenes (de 18 a 30 años) que invierten actualmente seleccionan sus inversiones en función de su impacto, esto solo ocurre con un tercio (33%) de los hombres mayores (de más de 50 años). Y más de 7 de cada 10 mujeres menores de 30 años (71%) prefieren invertir en empresas que apoyan sus valores personales, frente al 54% de los hombres mayores de 50 años.

Valores de inversión: Mujeres jóvenes frente a hombres mayores

Para mí es importante elegir inversiones…”
40%
34%
43%
30%
39%
29%
41%
30%
39%
25%
36%
27%
35%
25%
37%
25%
31%
22%
Hombres mayores (más de 50 años)
Mujeres más jóvenes (18-30 años)

Hacer que la inversión sea más accesible para las mujeres no consiste únicamente en garantizar que dispongan de la tecnología adecuada, sino también en dotar a todo el mundo de los conocimientos y las capacidades necesarias y en fomentar la motivación para invertir. Esto requiere un cambio cultural importante dentro del sector, no solo en la forma en que se desarrollan y comercializan los productos, sino también en la diversidad del propio sector de la inversión.

Hemos pedido a los gestores de activos, que representan casi 60 billones de dólares de activos gestionados, que nos den su opinión sobre los principales retos de la inversión con perspectiva de género y sobre cómo puede cambiar el sector para animar a más mujeres a invertir. Sus respuestas revelan hasta qué punto el sector de la inversión está actualmente orientado hacia los clientes hombres, y ayudan a identificar las formas en que los productos financieros y los mensajes podrían ser reformulados para atraer y hacer que participen más mujeres.

Si las mujeres sienten que no pueden formar parte del sistema, eso es un problema tanto para el sistema como para las propias mujeres.

Iona Bain
Experta británica en finanzas, periodista, podcaster y autora de Own It! Cómo nuestra generación puede invertir en un futuro mejor.

Una industria centrada en los hombres

El acceso de las mujeres a la inversión se ve obstaculizado a menudo por el hecho de que el sector se centra en un público masculino. Se trata de un enfoque cada vez más obsoleto, porque el poder financiero de las mujeres aumenta gracias a su participación económica y al control de su propio patrimonio. Actualmente, casi nueve de cada diez gestores de activos (86%) admiten que su cliente de inversión por defecto es un hombre, y tres cuartas partes de los gestores de activos (73%) afirman que los productos de inversión de su organización se dirigen principalmente a los hombres, lo que sugiere que se centran en las ventajas y características que generalmente atraen más a los hombres que a las mujeres.

Como resultado, las inversoras potenciales se encuentran con un lenguaje, imágenes y mensajes dirigidos principalmente a un cliente masculino. Esto incluye a menudo el uso de metáforas de riesgo alto, como las que se utilizan en los deportes extremos, y el concepto de alto rendimiento y logro como una abreviatura del éxito de la inversión.

86 %

La idea del rendimiento y la creación de riqueza se han mezclado de una manera que no es necesariamente sana. Invertir se ha convertido en algo mucho más relacionado con el rendimiento, la gamificación, el éxito o los logros, y menos con la creación de riqueza a largo plazo.

Stefanie O’Connell
Milenial estadounidense experta en dinero y autora de The Broke and Beautiful Life

También se tiende a utilizar una jerga financiera y un lenguaje de inversión demasiado complejo para fomentar la sensación de que el cliente inversor forma parte de un club exclusivo. Este tipo de marketing desanima activamente a las mujeres: casi un tercio (31%) de las consumidoras afirma que un lenguaje demasiado complejo (que puede ser poco claro o confuso) las disuade de invertir o de invertir más de lo que invierten actualmente.

El lenguaje es bastante técnico y farragoso, con ese concepto de riesgo, en el que la propia palabra 'riesgo' es errónea, ya que no es riesgo, es incertidumbre. Un riesgo sería hacer una tontería. Y eso desanima a las mujeres, tengan la edad que tengan.

Holly Mackay
Experta británica en finanzas, fundadora y directora de Boring Money

La respuesta para atraer a las mujeres a la inversión no se encuentra en trucos anticuados y no requiere, por ejemplo, un mayor uso del color rosa, sino que se trata de establecer una conexión comprendiendo lo que motiva a las mujeres a invertir y cómo les gusta que se comuniquen con ellas.

Si el sector puede replantearse el lenguaje que rodea a la inversión, existe una oportunidad importante de influir en el nivel de inversión de las mujeres: el 37% de las mujeres afirmó que si el lenguaje de la inversión fuese más fácil de entender, les influiría para invertir, o para invertir más de lo que invierten actualmente. Sin embargo, la conclusión principal es que el lenguaje que describe los productos financieros no solo debe ser más sencillo y evitar la jerga, sino que también debe estar más claramente alineado con los objetivos y valores de las mujeres a largo plazo.

Dado que el aumento de los niveles sanitarios hace que las mujeres de hoy en día tengan que planificar lo que podría ser una vida de 100 años, las mujeres están motivadas para invertir pensando en su prosperidad financiera, en su independencia y en el impacto que pueden tener sus inversiones a largo plazo. Los productos empaquetados para satisfacer estas necesidades y abordar estos intereses, comunicados claramente en un lenguaje sencillo, deberían contribuir en gran medida a aumentar la inversión de las mujeres.

37 %

Es posible hacer que las mujeres participen de una manera que no les diga lo que tienen que hacer de forma diferente. Muchos de los mensajes dirigidos a las mujeres han sido del tipo "tienes que hacer esto", y esa no es una forma productiva de impulsar un cambio de comportamiento, sobre todo porque las razones por las que las mujeres no participan son innumerables, y este enfoque las ignora todas.

Stefanie O’Connell
Milenial estadounidense experta en dinero y autora de The Broke and Beautiful Life
73 %

Construir una industria de inversión inclusive

Un paso clave para fomentar la inversión inclusiva es crear una industria de inversión más diversa e inclusiva. Aunque se han hecho algunos progresos, la gestión de activos sigue siendo un sector dominado por los hombres, con un número significativamente menor de mujeres gestoras de fondos y analistas de inversiones. La mitad de los gestores de activos que participaron en nuestro estudio nos dijeron que solo el 10% o menos de los gestores de fondos y analistas de inversión de su organización son mujeres. Esto puede estar contribuyendo a los desafíos de la industria para entender e involucrar a las clientas y, a su vez, afecta a la confianza de las mujeres a la hora de confiar su dinero a una industria en la que aparentemente las mujeres están desaparecidas.

Las ventajas de atraer más talento femenino a la industria van desde una mayor innovación de los productos hasta animar a más mujeres a invertir. Casi tres cuartas partes (73%) de los gestores de activos creen que el sector de la inversión podría atraer a más mujeres para invertir si el sector tuviera más gestoras de fondos.

El mayor impacto puede producirse en los grupos de edad más jóvenes en las primeras etapas de su trayectoria de inversión. 3 de cada 10 (29%) mujeres menores de 30 años que ya invierten dijeron que tener una asesora financiera les influiría para invertir más de lo que lo hacen actualmente, en comparación con el 16% de las mujeres mayores de 50 años que ya invierten, quizás porque estas últimas han tenido tiempo para resignarse a la naturaleza masculina del sector.

Además, el fomento de una mayor diversidad de talento para la industria tendrá que empezar pronto, mostrando a los niños y estudiantes diversos modelos de conducta en sus años de formación. Podría ser que un enfoque concertado sobre la inversión inclusiva lograse cerrar la brecha de inversión de género y atraer a más mujeres a la inversión como profesión.

Un mayor equilibrio de géneros en el sector animaría a una mayor diversidad de personas a invertir y aumentaría la innovación y la accesibilidad. También necesitamos que otras mujeres que invierten o que trabajan en inversiones hablen de su trayectoria y de cómo empezaron. Se trata de modelos sociales y de concienciación, de productos de inversión no convencionales y de reducir las barreras de entrada para todos.

Cheryl Chong
Experta en finanzas de Asia-Pacífico, cofundadora de The Social Co. y asesora de organizaciones sin ánimo de lucro
73 %

Si tenemos mujeres en los puestos clave de estas organizaciones, la cultura y el lenguaje que forman la industria serán diferentes, y estarán mucho más alineados con un grupo demográfico femenino. Eso resolvería muchos de los problemas que desaniman a las mujeres a invertir.

Stefanie O’Connell
Milenial estadounidense experta en dinero y autora de The Broke and Beautiful Life
Debemos aprovechar la oportunidad de atraer a más mujeres para que trabajen en el sector y conservar y desarrollar a las que ya están en la profesión. Resulta alentador que haya indicios de que las mujeres pueden estar cada vez más interesadas en una carrera de inversión: aunque el 72% de las mujeres mayores de 50 años dicen que “no considerarían ni han considerado nunca” una carrera de inversión, esto solo es cierto para el 47% de las mujeres a mitad de carrera y el 45% de las mujeres jóvenes.
Debemos aprovechar la oportunidad de atraer a más mujeres para que trabajen en el sector y conservar y desarrollar a las que ya están en la profesión. Resulta alentador que haya indicios de que las mujeres pueden estar cada vez más interesadas en una carrera de inversión: aunque el 72% de las mujeres mayores de 50 años dicen que “no considerarían ni han considerado nunca” una carrera de inversión, esto solo es cierto para el 47% de las mujeres a mitad de carrera y el 45% de las mujeres jóvenes.

Si tenemos mujeres en los puestos clave de estas organizaciones, la cultura y el lenguaje que forman la industria serán diferentes, y estarán mucho más alineados con un grupo demográfico femenino. Eso resolvería muchos de los problemas que desaniman a las mujeres a invertir.

Stefanie O’Connell
Milenial estadounidense experta en dinero y autora de The Broke and Beautiful Life

Qué quieren las mujeres:
Invertir en independencia

Como se ha comentado anteriormente en el informe, las mujeres valoran la inversión responsable y las inversiones alineadas con sus valores personales. A la hora de invertir, también les motivan otros factores diversos, con la independencia financiera encabezando la lista. El sector de la inversión, por tanto, tiene una oportunidad clave para atraer a las mujeres centrándose en los mensajes sobre la independencia financiera.

Casi dos tercios de las mujeres (63%) creen que es importante que más mujeres inviertan para poder mantenerse durante su jubilación, y 6 de cada 10 mujeres creen que es importante que más mujeres inviertan para alcanzar una mayor independencia financiera. Esta cifra se eleva a 8 de cada 10 mujeres en la India (80%) y en EE. UU. (79%). Históricamente, el sector ha comercializado productos patrimoniales a las mujeres basándose en la provisión financiera para sus familias; hoy, sin embargo, nos encontramos con que invertir en la independencia es más importante que financiar a las personas dependientes. Las motivaciones en torno a la jubilación y la independencia se valoran incluso más que el crecimiento de un legado financiero para su familia, por ejemplo (citado como importante por el 57% de las mujeres).

Nos corresponde a nosotros, al sector de la inversión, liderar el cambio, educando, inspirando e incluyendo a más mujeres en todo lo que hacemos. El estereotipo tradicional de la persona interesada en invertir, el hombre mayor y rico, está anticuado y debe ser descartado. Las mujeres jóvenes también están interesadas en invertir, pero hay que darles poder para que lo hagan. La cara de la inversión está cambiando, y el sector también debe evolucionar.

El empoderamiento de las mujeres para invertir puede lograrse acercándoles el mundo de la inversión, proporcionándoles los conocimientos y las habilidades que necesitan y reajustando los mensajes para promover conversaciones tanto dentro como fuera del sector que hablen de sus motivaciones, ya sean financieras, sociales o ambas. La inversión responsable permite a las mujeres defender eficazmente las causas en las que creen, utilizando su dinero para ayudar directamente a alcanzar objetivos sociales y medioambientales.

Una mayor atención a este tipo de mensajes y a los beneficios generales de la inversión debería contribuir a atraer a más mujeres.

Una mayor diversidad dentro de la industria también debería ayudar a lograr mayores niveles de participación femenina y, en última instancia, de inversión; pero para que se produzca un cambio significativo en la industria, tanto las mujeres como los hombres tendrán que ayudar a impulsar el cambio.

Si todos trabajamos juntos, podemos alcanzar el objetivo de hacer que la inversión sea más inclusiva, en beneficio de todos.

BNY Mellon Investment Management: Una acción vale más que mil palabras

Como parte de una empresa implicada en cada parte del ciclo de inversión, creemos que tenemos una posición sólida para marcar la diferencia. Podemos lograr un cambio en las bases mediante la participación temprana en asuntos relacionados con el dinero a través de nuestra alianza con el grupo internacional Inspiring Girls. Y podemos examinar cómo inspirar a las 20.000 mujeres de nuestra propia organización para que participen e inviertan más. Revisaremos nuestro enfoque y cómo podemos participar mejor con las mujeres y trabajar con los intermediarios y el sector en general para marcar la diferencia y establecer objetivos claros de progreso.

El momento de actuar es ahora. El sector de la inversión debe ser más inclusivo, encontrar una forma mejor de hacer que las mujeres participen, hacer más accesible la inversión y cerrar la brecha de género en la inversión. Porque un mayor número de mujeres que inviertan beneficiará a todos: a la sociedad, al sector de la inversión y al planeta. #AllStreet

Descargar el informe

El Camino hacia la Inversión Inclusiva

Por qué es importante que las mujeres inviertan

Créditos

“BNY Mellon Investment Management El Camino Hacia la Inversión Inclusiva” se basa en una investigación en profundidad encargada por BNY Mellon Investment Management y diseñada por BNY Mellon Investment Management y Man Bites Dog. La investigación también fue realizada por Man Bites Dog y Coleman Parkes. Cerulli apoyó la investigación proporcionando datos del mercado de inversión minorista.
Man Bites Dog Man Bites Dog es una consultoría de liderazgo de pensamiento global galardonada con sede en Brighton, Reino Unido, especializada en contenidos, campañas y comunicaciones convincentes para contar las historias de sus clientes. Coleman Parkes Es un especialista global en investigación B2B con experiencia de primer nivel en todos los mercados y verticales. Coleman Parkes Research cumple con las normas y reglamentos establecidos por el Código de Conducta de MRS (2010) que se basa en los principios de ESOMAR. Cerulli Associates Durante casi 30 años, Cerulli ha estado a la vanguardia de la industria de los servicios financieros, ofreciendo estudios de mercado globales innovadores mediante el uso de datos.

Glosario - términos clave

Ahorro: El ahorro consiste en depositar el dinero en productos de tesorería, como una cuenta de ahorro en un banco o una sociedad de crédito hipotecario. En comparación con la inversión, el ahorro suele tener una rentabilidad menor (es decir, su dinero no crece realmente), pero no implica prácticamente ningún riesgo (es decir, la posibilidad de que pierda su dinero es muy pequeña).

Inversión: La inversión consiste en seleccionar determinados activos con la expectativa de obtener una mayor rentabilidad. También se trata de guardar dinero para el futuro, pero suele implicar la expectativa de un mayor rendimiento (es decir, que su dinero aumente de valor) a cambio de asumir más riesgo (es decir, que la posibilidad de perder su dinero sea mayor). El dinero suele invertirse en acciones, fondos o bonos, en los que se puede obtener más o menos de lo que se puso en un principio.

Inversión del impacto: La inversión del impacto es una estrategia de inversión que busca generar efectos sociales o ambientales beneficiosos específicos además de beneficios financieros. Las inversiones del impacto pueden tomar la forma de clases numerosas del activo y pueden dar lugar a muchos resultados específicos. El punto de la inversión del impacto es utilizar el dinero y el capital de inversión para los resultados sociales positivos.

Propiedad activa: La propiedad activa es el uso de los derechos y de la posición de la propiedad de influenciar las actividades o el comportamiento de las compañías invertidas.

Inflación: La inflación es la disminución del poder adquisitivo de una moneda dada en un cierto plazo. Una estimación cuantitativa de la tasa en la cual la disminución en poder adquisitivo ocurre se puede reflejar en el aumento de un nivel de precios medios de una cesta seleccionada de bienes y servicios en una economía durante un cierto periodo de tiempo. La subida del nivel general de precios, expresado a menudo como porcentaje, significa que una “unidad de moneda” compra menos que en períodos anteriores.

Criterios de ESG (ambiental, social y gobernanza):
Un sistema de los estándares para las operaciones de una compañía que los inversores social conscientes utilizan para defender inversiones potenciales.

Referencias

  1. Los 16 mercados incluidos en el estudio fueron: Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, Hong Kong, India, Italia, Japón, países nórdicos (Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia), Singapur, España, Suiza, Reino Unido y EE. UU. En el segundo trimestre de 2020.
  2. A fin del 2.º trimestre de 2021: todas las divisas del informe están en dólares (US$).
  3. Este cálculo se ha realizado utilizando los datos de la investigación sobre los volúmenes medios de inversión de hombres y mujeres para encontrar las diferencias. A continuación, utilizamos los datos de Cerulli para calcular el tamaño del mercado de inversión minorista en cada una de las zonas geográficas del estudio y aplicamos la diferencia entre los volúmenes de inversión masculinos y femeninos a esa cifra para mostrar cuánta más inversión estaría disponible si los volúmenes de inversión por parte de las mujeres fueran iguales a los de los hombres. Para ello se supone que el número de inversores hombres y mujeres es el mismo. Como suele haber más inversores hombres que mujeres, se podría suponer que la cantidad a ganar es aún mayor que la indicada, es decir, “al menos” 3,22 billones de dólares.
  4. Nuestra investigación también proporcionó datos sobre la proporción de inversiones responsables realizadas por hombres y mujeres, es decir, inversiones calificadas según su impacto positivo en la sociedad y el planeta o, al menos, su ausencia de impacto negativo. El porcentaje medio de inversiones responsables por parte de mujeres se aplicó entonces al aumento global de los volúmenes de inversión para revelar el porcentaje de esas inversiones que cabe esperar que sean responsables.
  5. Información correcta en el ejercicio 2021-2022.
  6. La conversión de la libra al dólar es correcta a fecha de 25 de octubre de 2021.
  7. Calculadora de reinversión periódica DQYDJ S&P 500 https://dqydj.com/sp-500-periodic-reinvestment-calculator-dividends
  8. En el segundo trimestre de 2021.

El valor de las inversiones puede caer. Es posible que los inversores no recuperen la cantidad invertida.

Información importante :

Los puntos de vista y opiniones que aquí se reflejen son exclusivas del autor, salvo que se indique lo contrario, y no constituyen consejos de inversión.

Esto no es investigación de la inversión o una recomendación de la investigación para los propósitos regulatorios.

ID: 813150. Expira 31/12/2022